Twitter le suspende de manera definitoria la cuenta de Donald Trump por riesgo de que “incite a la violencia”

La red social señaló que las cuentas públicas “no están por encima de las reglas” y mencionó que los “terribles sucesos de esta semana” fueron uno de los detonantes para tomar la decisión.

La red social Twitter anunció este viernes la suspensión definitiva de la cuenta de Twitter del presidente saliente de Estados Unidos, Donald Trump, ante “el riesgo de una mayor incitación a la violencia” por su parte.

“Tras una revisión minuciosa de los tuits recientes de la cuenta @realDonaldTrump y el contexto que los rodea, hemos suspendido permanentemente la cuenta debido al riesgo de una mayor incitación a la violencia”, indicó Twitter en un comunicado publicado en su blog oficial. Y agregó: “Debido a la tensiones existentes en Estados Unidos (…) estos tuits tienen que ser leídos en el contexto de eventos más ampliados y la forma en la que las frases del presidente pueden movilizar a diferentes audiencias”.

La cuenta de Trump en su red social preferida ya había sido suspendida este miércoles durante 12 horas después que un grupo violento de sus simpatizantes irrumpiera en el Congreso para tratar de impedir que se confirmara la victoria del presidente electo Joe Biden.

“Dejamos claro el miércoles que cualquier violación adicional de las reglas de Twitter resultaría potencialmente en esta misma medida”, agregó el comunicado. Tras recuperar su cuenta, Trump tuiteó este jueves un video en el que condenaba el asalto al Capitolio y reconocía la derrota en las elecciones de noviembre, y este viernes emitió otros dos mensajes. Fueron esos dos tuits los que llevaron a Twitter a tomar la decisión de quitarle de forma permanente la cuenta a Trump, tras concluir que violaban su política sobre la glorificación de la violencia.

En el primero de esos tuits, Trump declaró: “Los 75.000.000 de grandes patriotas estadounidenses que votaron por mí, ESTADOS UNIDOS PRIMERO y HACER A ESTADOS UNIDOS GRANDE OTRA VEZ, tendrán una VOZ GIGANTE en el futuro. ¡No se les faltará el respeto ni serán tratados injustamente de ningún modo, manera o forma!”.

En el segundo, el mandatario saliente anunció: “A todos los que me han preguntado, no iré a la toma de posesión el 20 de enero”. Twitter consideró que el anuncio de que no irá a la investidura “lo están recibiendo muchos de sus seguidores como una confirmación de que las elecciones no fueron legítimas y como una marcha atrás de su compromiso previo” con una “transición ordenada” el próximo 20 de enero.

Además, ese tuit también “puede servir como aliento a quienes puedan estar considerando actos violentos (al dejarles claro) que la investidura sería un objetivo ‘seguro’, porque él no asistirá”, añadió Twitter. La red social recordó que ya han empezado a difundirse, dentro y fuera de Twitter, “planes de futuras protestas armadas, incluida una propuesta para un ataque secundario al Capitolio de EE.UU. y edificios de capitolios estatales el día 17 de enero”.

Para Twitter “el uso de las palabras ‘patriotas estadounidenses’ para describir a algunos de sus seguidores también se está interpretando (en la red) como apoyo a aquellos que cometieron actos violentos en el Capitolio” e indicaron que la promesa de que sus seguidores tendrán una “VOZ GIGANTE en el futuro” y que “no se les faltará el respeto” se está tomando en las redes como una señal de que Trump “no planea facilitar una ‘transición ordenada’”, sino seguir “apoyando, empoderando y escudando a quienes creen que ganó las elecciones”.

Se trata de una medida extraordinaria por parte de Twitter, que durante años se negó a censurar tuits de Trump por considerar que estaban en el interés público dada su condición de presidente, pero en los últimos meses empezó a etiquetarlos con advertencias de que contradecían los hechos o datos oficiales, sobre todo en lo relativo a los resultados de las elecciones de noviembre. En el comunicado, la red social señaló que las cuentas públicas “no están por encima de las reglas”, pese a su función y mencionó que los “terribles sucesos de esta semana” fueron uno de los detonantes para tomar la drástica decisión.

Durante todo su mandato, las redes sociales fueron un altavoz que el presidente saliente usó para dirigirse a sus seguidores, y presionar al resto del Gobierno y a los poderes públicos del país. Sin embargo, esta semana Instagram y Facebook también extendieron la prohibición hasta, al menos, lo que le queda de mandato.

CATEGORIES
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus (0 )