Pañales y productos de higiene, entre los artículos que más aumentaron sus ventas por la entrega de la tarjeta Alimentar

Según un estudio elaborado por una consultora privada que midió qué impacto tuvo en el consumo general la entrega de las tarjetas. Las ventas en los supermercados de Concordia, la primera ciudad donde el Gobierno repartió los plásticos, crecieron un 49 por ciento.

La ciudad entrerriana de Concordia fue la primera del país donde se otorgaron las tarjetas Alimentar, destinadas a familias con hijos menores de seis años y embarazadas, entre otros beneficiarios. De acuerdo con un estudio elaborado por una consultora privada, entre los productos que más crecieron en ventas en los supermercados de esa ciudad durante la primera semana del programa —que lleva adelante el Ministerio de Desarrollo Social— están los pañales infantiles, prepizzas, productos de protección femenina, energizantes y cajas navideñas.

El estudio fue elaborado por la consultora Scentia y se realizó entre el 15 y el 22 de diciembre. Se midió la variación en la facturación y la venta de supermercados de Concordia y se comparó con supermercados de otras ciudades de la provincia —Gualeguaychú y Paraná— donde aún no se había entregado la tarjeta. De esta forma, se comprobó el impacto en el consumo en general que generó el uso de las tarjetas.

 Durante el miércoles 18 de diciembre de 2019, el día que se comenzaron a entregar las tarjetas, las ventas en los supermercados de Concordia crecieron un 49% en unidades

Durante el miércoles 18 de diciembre de 2019, el día que se comenzaron a entregar las tarjetas, las ventas en los supermercados de Concordia crecieron un 49% en unidades en comparación con el mismo día del año anterior (se tomó el miércoles 19 de diciembre de 2018 para coincidir con el día de la semana).

En los supermercados de las ciudades donde no se había entregado la tarjeta, las ventas crecieron menos: 8% en Paraná y 24% en Gualeguaychú. Al día siguiente, las ventas subieron 25% en Concordia y en las otras ciudades cayeron 19% y 13% respectivamente.

(Reuters)

En Concordia, las categorías donde más se incrementaron las ventas —en unidades— fueron pañales infantiles (349% más), prepizzas (300%), productos de protección femenina (235%), energizantes (234%), cajas navideñas (234%), polvo para postres (225%), talcos corporales (208%), jabones y detergentes para la ropa (160%). Entre los primeros lugares, en el puesto 11 de la lista, se ubicaron las leches de fórmula infantiles, que en los días posteriores a la entrega de la tarjeta tuvieron un aumento de 128% en ventas.

Estos incrementos en las ventas son generales para todas las compras realizadas en los supermercados durante esas fechas y no corresponden solamente a las compras realizadas con la Tarjeta Alimentar. “Los días 18 y 19 de diciembre de 2019 fueron los días donde se generó mayor diferencia de ventas versus el año pasado”, señaló el estudio de Scentia. En facturación, el crecimiento en los locales de Concordia fue de 122% el primer día de entrega de la tarjeta y de 71% el segundo día.

 En facturación, el crecimiento en los locales de Concordia fue de 122% el primer día de entrega de la tarjeta y de 71% el segundo día

“Analizamos los tickets de compra en los supermercados los dos días inmediatos posteriores al lanzamiento de la tarjeta y lo comparamos con datos históricos. Hubo un crecimiento muy importante relacionado con el uso de la tarjeta en relación con otras ciudades cercanas que no tenían el beneficio”, indicó Osvaldo del Río, director de Scentia.

“Confirma que todos los niveles sociales compran en los supermercados. Alrededor del 60% de la facturación, en promedio, en las cadenas corresponde a personas de menores ingresos. Se generó un incremento en el consumo, que está planchado y que estimamos debería pasar también en el resto de las ciudades donde se entregue la tarjeta”, agregó.

Entre el 18 y el 19 de diciembre, las mayores diferencias de crecimiento se dieron en los rubros de higiene y cosmética, alimentación, bebidas y productos de desayuno y merienda. Por ejemplo, el rubro de higiene y cosmética tuvo una suba de 65% en unidades en Concordia (siempre en comparación con el año anterior), mientras que en Paraná cayó un 14% y en Gualeguaychú se mantuvo en los mismos niveles.

La tarjeta Alimentar funciona de una forma similar a la de las tarjetas de débito, con la diferencia de que solo puede usarse para comprar alimentos y no para extraer dinero. El tercer viernes de cada mes se acredita en la cuenta del beneficiario una suma de $4.000 para familias con un hijo y de $6.000 para familias con dos hijos o más.

Se eligió a la ciudad de Concordia para comenzar con el programa porque es la que tiene la mayor tasa de pobreza del país: con un 52,9% de la población, de acuerdo con las mediciones con del Indec. “El 30% de las compras realizadas con los $35 millones distribuidos a través de esta tarjeta en Concordia fueron a lácteos, verduras, carne y frutas, que es a lo que apuntábamos”, señaló el ministro de Desarrollo Social Daniel Arroyo, durante el mes pasado.

La tarjeta está destinada a madres y padres con hijos e hijas de hasta seis años que reciben la Asignación Universal por Hijo (AUH); embarazadas a partir de los tres meses y personas con discapacidad, que perciben la AUH. Su implementación es automática (no es necesario tramitarla), porque el Gobierno cruza la base de datos del ANSES y de la AUH para determinar quiénes la necesitan.

CATEGORIES
TAGS
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus (0 )