Los mitos con respecto a la clonación humana

¿Qué tan cierto es todo lo que se dice sobre la clonación en los medios de comunicación? ¿Cuáles son los mitos más difundidos sobre la clonación humana?

La clonación es uno de los temas científicos con más debate ético y moral encima, no hay duda de por qué. Especialmente, si se trata de clonar a humanos –los animales y las plantas no se quejan tanto y salen perdiendo la batalla-.

La clonación no es una fotocopiadora

Se supone que cuando clonamos a una persona solo recreamos los genes de su ancestro, ya que se vuelve a crear el genotipo pero no el fenotipo. Aún así, solo el 99% de lo genes se recrean, porque el otro 1% corresponde al ADN mitocondrial. La clonación no puede generar en una persona clonada los recuerdos de la primer persona, y esto se debe básicamente al reduccionismo genético simplista.

La clonación humana es la replicación

Es un punto más bien ético, pero los oponentes de la clonación dicen que una persona clonada no va a ser amada por igual por sus “padres”. Cosas similares pasaban cuando surgieron las primeras técnicas de fertilización in vitro. En verdad, desde el punto de vista biológico podría ser lo contrario: los impulsos sexuales son naturales, y si salen mal se convierten en niños, por lo que la reproducción sexual puede llevar a tener niños no deseados, mientras que si son clonados son queridos.

Las personas clonadas pueden ser usadas para donar órganos

No hay ningún tipo de ley en la mayoría de los países que permita que un ser humano clonado sea utilizado únicamente para dar órganos, incluso a un familiar suyo. Una persona es una persona, y tiene derechos. Incluso en la idea de una dictadura la situación no es la opción más viable.

Las personas que trabajan en la clonación humana son malas

Otro invento propio de las novelas de ciencia ficción: los científicos solo son eso, científicos. No buscan la clonación humana para conseguir un fin maquiavélico, simplemente para avanzar hacia un bien común. Alguno con intenciones oscuras habrá, pero no es una generalización.

La clonación es mala: solo puede ser utilizada para malos propósitos

La clonación es solo una herramienta más para crear una familia. No tiene ningún fin maléfico, clonación no se trata de padres egoístas y científicos locos. Puede ser perfectamente normal y la gente no se lo tomaría tan mal si se lo llamara “trasplante nuclear de células somáticas”.

CATEGORIES
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus (0 )