El presidente de Argentina: “Estamos tratando de ordenarlos en el cronograma de entregas de las Sputnik V”

El mandatario dio una conferencia de prensa en Chile, país al que hizo una visita de Estado de dos días que culminó este miércoles.

El presidente Alberto Fernández aseguró este miércoles que su gobierno y el instituto ruso Gamaleya están tratando de “ordenar” el cronograma de entregas de la vacuna Sputnik V contra el Covid-19, después de las demoras que se generaron por inconvenientes logísticos del proveedor.

Fernández respondió así a una consulta de la prensa chilena en una conferencia de prensa brindada en el país trasandino al que hizo una visita de Estado de dos días que culminó este miércoles.

El presidente aclaró que la Argentina no “apostó” por la vacuna rusa Sputnik, sino que “lo que ocurrió es que la vacuna Sputnik V fue la primera que tuvo disponible la Argentina” para que llegara al país y se pudiera repartir entre las provincias.

Y añadió que la Argentina además tiene contratos con AstraZeneca e indicó que también “quiso tener contrato” con la farmacéutica estadounidense Pfizer, aunque avanzadas las negociaciones esa firma “por otras circunstancias no terminó acordando”.

Indicó el jefe de Estado que el gobierno también está “en discusiones” con el laboratorio chino Sinopharm y avanzando en las conversaciones con Janssen, del emporio Johnson & Johnson, y con la estadounidense Moderna.

Y recordó que el Gobierno también acordó con el mecanismo Covax de Naciones Unidas la provisión de 9.000.000 de vacunas. Según lo previsto, esto estará disponible en el período que abarca desde febrero a julio.

Lo que hizo Argentina fue poner fichas en todos los lugares donde se hicieran vacunas. Lo hicimos convencidos que cualquier vacuna iba a ser saludable porque los que las estaban desarrollando son organizaciones en términos científicos de primera magnitud reconocidas en el mundo entero, privadas o públicas”, afirmó Fernández.

En ese contexto, señaló que el Gobierno hizo un acuerdo con el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF) y el Centro Nacional de Epidemiología y Microbiología de Gamaleyala, de la Federación Rusa.

Ese acuerdo nos permitió contar con vacunas. En este momento está un avión en Moscú para buscar nuevas vacunas, en el desorden que existe hoy con el tema de las vacunas y que lo padecemos todos. Lo padece Europa y lo padecemos en América Latina”, afirmó.

Y agregó: “Estamos tratando de ordenarnos en el cronograma de entregas de las vacunas con la Federación Rusa, pero también insistiendo para que las vacunas de AstraZeneca empiecen a llegar a la Argentina. Tratando de avanzar con Sinopharm para la entrega de 1 millón de vacunas que podría hacerse de modo rápido”.

“Estamos trabajando con todos. No es que elegimos una. La vacuna Sputnik V está dando buenos resultados en Argentina, no ha generado contraindicaciones. Yo me vacuné con la vacuna de Gamaleya. Hasta acá estamos muy contentos con los resultados que estamos viendo”, añadió.

Al ser preguntado qué podrían hacer Argentina y Chile en la pandemia, respondió: “Todo, desde una estrategia conjunta para conseguir vacunas en conjunto o trabajar en conjunto para que otros países de América Latina que están en problemas para adquirir las vacunas podamos ayudarlos; hasta también pensar cómo ayudarnos en el tránsito interjuridisccional y eventualmente en la atención de los que se enferman.

“En Argentina, por ejemplo, hemos desarrollado un producto para los enfermos moderados y severos, que es el suero equino; puede prácticamente limitar a la mitad las muertes que hoy tenemos. Así que eso es algo que podríamos trabajar en conjunto”, dijo el Presidente.

CATEGORIES
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus (0 )