El Gobierno porteño no impondrá restricciones para circular pero cerrará bares y restaurantes de 1 a 6

Lo informó el vicejefe de Gobierno, Diego Santilli. Las medidas rigen a partir del domingo a las 0 horas.

El vicejefe del Gobierno porteño, Diego Santilli, anunció este viernes por la tarde que no habrá restricción a la circulación, que los locales gastronómicos cerrarán entre la 1 y las 6 de la madrugada, y anunció que las reuniones sociales -tanto en lugares cerrados como al aire libre- tendrán un máximo de 10 personas.

Las nuevas medidas que adoptará la ciudad de Buenos Aires para la próxima etapa de los cuidados por la pandemia de coronavirus comenzarán a regir a este domingo 10 a las 0 horas.

Cabe recordar que la decisión del Gobierno nacional fue facultar a los gobernadores a adoptar restricciones en la circulación y las actividades nocturnas en sus distritos, ante el incremento de casos registrado en las últimas semanas.

“Estamos en un momento de suba de contagios, que aumentan entre las personas que son de bajo riesgo y que transmiten la enfermedad a la población de riesgo. No vamos a restringir la circulación pero los locales comerciales y de esparcimiento cerrarán entre la 1 y las 6”, señaló Santilli en una conferencia de presa.

Sin la presencia del jefe de Gobierno Porteño, Horacio Rodríguez Larreta, quien se encuentra aislado tras haber dado positivo en coronavirus, Santilli anunció que “el transporte público seguirá reservado para los trabajadores que cumplen tareas esenciales”.

El funcionario indicó que la Ciudad de Buenos Aires “tendrá tres pilares: testeos, aislamiento y seguimiento de contactos estrechos, que permite encontrar rápido a las personas contagiadas para aislarlas y evitar que el virus se siga propagando”.

Y aseguró que el objetivo del Gobierno porteño es iniciar las clases presenciales el próximo 17 de febrero en la Ciudad, y aseguró que se fortalecerán los, además, que en la Ciudad se recibieron 23.100 vacunas por parte del Gobierno nacional y se aplicó la primera dosis a más de 7.200 trabajadores de la salud, que son el primer grupo prioritario por ser quienes más expuestos están al virus.

En tanto, el ministro de Salud destacó que se pasó “de 5 mil a 15 mil testeos diarios” para detectar la presencia del virus y manifestó que se trata de “una triplicación”de estos análisis en la ciudad.”Estamos haciendo una tasa de testeo muy alta”, expresó Fernán Quirós y sostuvo que “significa que más gente está dispuesta a venir a testearse”.

CATEGORIES
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus (0 )