“El DNU del Presidente oculta la intención de fundir a Mar del Plata”

Lo apuntó la diputada provincial Johanna Panebianco después del cortocircuito que se hizo público entre el Municipio y el Gobierno nacional por la letra chica de las últimas restricciones implementadas.

La disputa entre el Gobierno que conduce Guillermo Montenegro con la administración de Alberto Fernández suma una nueva voz en medio de los cruces por la lectura chica del último Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que fijó el cierre de actividades hasta el 30 de mayo y que establece un nuevo panorama para General Pueyrredon por su situación epidemiológica.

“El DNU de Alberto Fernández esconde la intención de fundir a Mar del Plata y prolongar la no presencialidad“, apuntó sin vueltas Johanna Panebianco, diputada provincial por la quinta sección electoral de Juntos por el Cambio, a través de su cuenta de Twitter.

¡La gente necesita trabajar y comer! Y los chicos necesitan estar en las aulas con sus pares“, pidió por último Panebianco, quien cuestionó la supuesta falta de sustento del jefe de Estado por la implementación del nuevo confinamiento. “Su argumento es ridículo. Esta falta de empatía y discrecionalidad en las decisiones no pueden sostenerse”, cerró.

Los cuestionamientos de la legisladora marplatense tuvieron lugar después de que el secretario de Desarrollo Productivo e Innovación de la Municipalidad de General Pueyrredon, Fernando Muro, acusara al Gobierno nacional de “mentir y generar un daño enorme” para los sectores productivos de Mar del Plata.

El cortocircuito surge después de que el Ejecutivo nacional dispusiera cambios para definir a los municipios en base a su situación sanitaria. Ahora, los distritos que superen una incidencia de 500 en los últimos 14 días por cada 100.000 habitantes o tengan una ocupación de camas mayor al 80% serán considerados como localidades de “alarma epidemiológica”, cuando antes debían superar ambos indicadores y no uno solo.

De esta manera, una vez finalizado el confinamiento de nueve días, Mar del Plata sería considerado un distrito de alarma epidemiológica por lo que las nuevas restricciones establecidas seguirían después del 30 de mayo.

Este domingo, Fernández se refirió al intendente Montenegro como uno de los dirigentes de la oposición que que no lo quiso escuchar. “Me acuerdo haber hablado por ejemplo, con alguien al que le tengo afecto y fue alumno mío, que es el intendente de Mar del Plata y decirle `por favor aunque sea pará esos tres días la administración pública porque vas a tener un problema´. Y no me quisieron escuchar. No solamente no me quisieron escuchar sino que salieron diciendo a qué iban a tener a la administración pública trabajando”, expresó el mandatario.

CATEGORIES
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus (0 )