¿Cómo trabaja el ajo frente a las infecciones?

Un compuesto llamado alicina, que contiene esta hortaliza, bloquea la actividad de dos grupos de enzimas: las cisteína proteinasas y las alcohol deshidrogenasas. Ambas están implicadas en el metabolismo de parásitos amebianos, como la Entamoeba histolytica, y también de diversos tipos de bacterias, hongos y virus. Lo acaban de demostrar dos profesores del Instituto Weizman de Israel. Además, una investigación del Penn State College of Health ha puesto de manifiesto el poder anticancerígeno del ajo y otras verduras de su familia, como cebollas y puerros. Su composición impide que dos sustancias, el nitrito y la morfolina, puedan unirse para formar N-nitroso morfina, un potente cancerígeno.

CATEGORIES
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus (0 )