Climarianos: una dieta que disminuye tu huella ecológica

Evitar o revertir el cambio climático desde la mesa, este es el principio que mueve a los climarianos, una tendencia en alimentación basada en elegir solo aquellos alimentos que no provocan una huella negativa en el medioambiente.

El cambio climático es un hecho, los bosques abarcan cada vez menos hectáreas, los glaciares se derriten, y las anomalías climáticas están a la orden del día en todo el planeta. Es responsabilidad de todos hacer lo posible para frenar esta situación y revertir sus consecuencias, y una manera de empezar es mediante la comida que tomamos a diario. Esta es la propuesta de la dieta climariana, una nueva tendencia en alimentación en la que eliges lo que comes en función de la huella de carbono que deja y su impacto en la naturaleza.

Los climarianos, término adaptado del anglicismo climatarian, cambian no solo su alimentación, sino también su estilo de vida en general, para respetar el medioambiente. Estas variaciones encajan en las últimas recomendaciones de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que indican la necesidad de reducir el consumo de carne, ampliar el de frutas y verduras y disminuir todo lo posible el desperdicio de comida, pues el consumismo genera la emisión de unos gases de efecto invernadero que están provocando el cambio climático.

Qué come un climariano

  • Menos carne
    Según datos de Greenpeace, los niveles de consumo de carne en países desarrollados son insostenibles, colocando a España como el segundo país europeo que más ingiere este producto animal. La industria ganadera no solo emite gases nocivos, sino que también estos animales contribuyen a dañar el suelo –pues el 75% del suelo agrícola está dedicado a la ganadería directa, o a la producción de pienso– y en la preparación para la comercialización de su carne se desperdician grandes cantidades de agua: para producir un kilo de carne de ternera se necesitan unos 15415 litros de agua, según una publicación del Institution of Mechanical Engineers.
  • Más frutas y verduras de cercanía y temporada
    La alimentación de los climarianos está principalmente basada en frutas y verduras de temporada y de cercanía, es decir, propias de la época del año en la que se encuentren y comprada en tiendas próximas que ofrezcan alimentos cultivados por la zona. De esta manera se evita la contaminación en los transportes e importaciones de alimentos, y el empleo de invernaderos.
  • Pescado moderado y sostenible
    En el caso del pescado, los climarianos eligen aquellos que hayan sido capturados de manera sostenible, que sean de temporada y lo más cercanos posible. Así se logrará evitar los tipos de pesca masiva que dañan los fondos marinos y que amenazan la biodiversidad de las especies.
CATEGORIES
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus (0 )