Buscan armar una marcha para pedir justicia por la muerte de Maradona

Será el próximo 10 de marzo y tendrá epicentro en el Obelisco.

A poco más de tres meses de la muerte de Diego Maradona, ya son siete los imputados por la Justicia en la causa que busca establecer si en sus últimos días fue atendido con las necesidades acordes a su condición. Audios, idas y vueltas, chats y un entorno familiar complejo fueron algunas cuestiones que salieron a la luz semana tras semana después de su fallecimiento.

Como respuesta a este pedido de justicia y de esclarecer los hechos sobre si hubo negligencia por parte de sus médicos y su entorno más cercano en sus últimos días, se convocó a una marcha para el próximo 10 de marzo a las 18 horas con epicentro en el Obelisco.

Los siete profesionales de la salud imputados en la causa por un posible “homicidio culposo” son el neurocirujano Leopoldo Luque (39); la psiquiatra Agustina Cosachov (35); el psicólogo Carlos Daniel “Charly” Díaz (29); los enfermeros Dahiana Gisela Madrid (36) y Ricardo Omar Almirón (37); la médica coordinadora Nancy Forlini (52); y el coordinador de los enfermeros, Mariano Perroni (40).

Cuál era el estado cardiológico de Diego Maradona, si sus médicos debían conocerlo, si estaba bien o mal medicado, si la casa de Tigre era el lugar adecuado para una internación domiciliaria y si el equipo a cargo de su salud aumentó, por sus acciones u omisiones, los riesgos para el “10”, son algunos de los 24 puntos de pericia elaborados por los fiscales para la junta médica que deberá definir si hubo mala praxis.

Maradona, la mayor figura de la historia del fútbol mundial, murió a los 60 años el 25 de noviembre de 2020 al mediodía, en una casa del barrio privado San Andrés, de Tigre donde transitaba una internación domiciliaria que está bajo investigación.

La autopsia determinó que murió como consecuencia de un “edema agudo de pulmón secundario a una insuficiencia cardíaca crónica reagudizada” y descubrieron en su corazón una “miocardiopatía dilatada”.

De acuerdo con los resultados de los estudios toxicológicos realizados, Maradona no tenía alcohol ni drogas ilegales en su organismo, aunque sí detectaron psicofármacos.

El 8 de marzo comenzará en la Superintendencia de Policía Científica de La Plata la junta médica con la que los fiscales quieren determinar si hubo mala praxis médica y si la muerte del “10” se pudo haber evitado.

CATEGORIES
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus (1 )