El tortugo «Jorge»: tras estar más de 40 años en cautiverió lo trasladarán a Mar del Plata

Por octubre 21, 2022

Tiene casi 70 años, pesa 99 kilos y vive hace cuatro décadas en un ex acuario de Mendoza. Será trasladado al centro de rehabilitación del Aquarium, escoltado por el intendente mendocino. La increíble historia del tortugo Jorge antes de su viaje a Mar del Plata, donde podría reinsertarse en su ambiente natural.

El tortugo “Jorge” abandonará el ex acuario municipal de Mendoza después de casi 40 años de cautiverio y la semana que viene emprenderá un viaje hacia su nuevo hogar: Mar del Plata.

El traslado de este popular animal desde la tierra del sol y el buen vino hacia la Costa Atlántica será todo un acontecimiento: atravesará el país en avión privado junto al intendente de Mendoza y llegará al centro de rehabilitación del Aquarium, con posibilidades de reinsertarse en su hábitat natural a  futuro.

“Jorge”, de 99 kilos, se ha vuelto una suerte de respetada figura pública en el suelo mendocino. Se trata del tortugo más reconocido y popular del país, y se ganó el cariño de la gente.

Tiene entre 65 y 72 años y vive en un estanque de 20.000 litros de agua de siete metros de diámetro y un metro de profundidad desde hace cuatro décadas en un ex acuario de Mendoza. Su vida, una vez más, está a punto de cambiar.

El animal será trasladado la semana que viene al Centro de Rehabilitación de Fauna Marina (CRFMA) del Aquarium de Mar del Plata, donde tras cumplir una etapa de adaptación en un estanque acondicionado de 120 mil litros, será colocado en una laguna natural de dos hectáreas situada en la misma zona.

Una vez allí, profesionales de la biología marina evaluarán cómo se desenvuelve Jorge y analizarán si es seguro que el espacio sea compartido por otras especies de agua dulce.

Asimismo, se estudiará la posibilidad de que a futuro sea introducido a su ambiente natural, un desafío que algunos creen posible pero otros no debido al extenso período en cautiverio.

El histórico habitante del exacuario mendocino se encuentra “en óptimo estado de salud”, según informaron las autoridades de esa provincia, que se prepara para despedirlo a lo grande, como corresponde.

El viaje que emprenderá Jorge será en avión privado bajo estrictos cuidados y, según lo previsto, el tortugo irá acompañado por el intendente de la ciudad de Mendoza, Ulpiano Suárez, quien lo escoltará hasta su nuevo hogar en La Feliz. El vuelo, se estima, duraría unas tres horas.

De cara al traslado, el subsecretario de Ambiente de la Municipalidad de Mendoza, Sebastián Fermani, detalló en declaraciones mediáticas que “el viaje se realizará en un avión privado que dispuso la comuna para que el riesgo sea mínimo y el animal se colocará en un contenedor con una base de colchón húmedo”.

A su vez, indicó que la ciudad no se desentiende de la situación sino que mantiene la tutela legal sobre el tortugo y serán responsables de seguir el proceso de rehabilitación hasta que se termine.

Según lo previsto, el proceso de rehabilitación podría durar hasta tres años. En caso de que no pueda ser reintroducido a su ambiente natural, podría quedarse en la bahía cerrada de dos hectáreas colindante al océano, junto al Aquarium.

La historia del tortugo Jorge

El tortugo fue rescatado por pescadores a principios de 1984 en una playa cercana a Bahía Blanca, en Buenos Aires. Se encontraba herido y entumecido por el frío.

El Instituto Oceanográfico Argentino, con sede en esa ciudad, lo identificó como de la especie Caretta-Caretta, una tortuga tropical común de mares cálidos pero inusual en el Mar Argentino.

En ese momento no se consideró devolverlo al mar, dado que la devolución de animales tropicales poiquilotermos (de sangre fría) a medios muy fríos no se aconseja para la especie.

Esto es debido a que un descenso en el metabolismo los lleva a la muerte por causas fisiológicas y/o mecánicas, por ejemplo, asfixia.

El exacuario Municipal de Mendoza era el único capaz de recibirlo, por lo que el tortugo fue despachado vía aérea a la ciudad de Mendoza dentro una caja de madera construida especialmente para el animal. Fue recibido el 4 de marzo de 1984 pesando en ese momento 40 kilos.

Luego de casi 40 años, Jorge volverá a viajar. Su trasladado se concretaría el miércoles y Mar del Plata se prepara para recibirlo y trabajar en su adaptación y rehabilitación. Lo cierto es que con este viaje, Jorge está más cerca que nunca de volver a su hábitat natural.

Categorías:
Sociedad

Los comentarios están desactivados.

Compartidos