El debate pasa a la reposición de las rotondas de la avenida Champagnat

Por agosto 19, 2022

Autoridades plantearon la posibilidad de implementar intersecciones de tipo «diamante divergente» para terminar con los históricos problemas de tránsito que afectan a la concurrida avenida. Los detalles del novedoso plan.

Imaginar una Champagnat sin rotondas – y, naturalmente, sin todos los dolores de cabeza que ello provoca – no es imposible. La municipalidad presentó este jueves en el Concejo Deliberante una serie de renders que proyectan en 3D la solución que podría implementarse en tramos troncales de la avenida, siempre y cuando se obtenga financiamiento económico para concretar la iniciativa.

La solución que hoy ven más viable las autoridades consiste en implementar intersecciones que se conocen como “diamante divergente”, una plan de mejora de seguridad vial ya expandido en países desarrollados y que permitiría resolver de manera práctica los giros hacia la izquierda sin necesidad de contar con un tiempo semafórico: demanda un sistema de semáforos de solo 2 tiempos, y así absorbe el 36 por ciento del flujo, quedando el 64 por ciento del tránsito restante con circulación sin uso de semáforos.

Dentro de las posibilidades, la municipalidad también llegó a evaluar como alternativa un diseño de avenida bajo el esquema de “diamante convencional”. El comportamiento es similar pero el abanico de resoluciones no es tan amplio como la primera propuesta planteada. En este caso, debería ponerse en marcha un sistema semafórico de 3 tiempos y así se mantiene todos los giros a la izquierda, gestionando el 56 por ciento del flujo de viajes.

Las primeras intersecciones de “diamante divergente”  se construyeron en la década de 1970 en Francia. Sin embargo, en el 2000 la iniciativa urbanística cobró un nuevo auge y hasta fue nominada como una de las ideas más innovadoras del año, en el concurso 100 Best Innovations of 2009 de la revista Popular Science. Desde entonces, se han expandido por diferentes ciudades de Estados Unidos, Canadá y otras partes del mundo.

Y, en verdad, para Mar del Plata tampoco resulta novedoso el plan que hoy expuso con detalle el ingeniero Dante Galván, a cargo de la Subsecretaría de Movilidad Urbana, en el marco de la mesa de trabajo que se organizó en el Concejo Deliberante para avanzar con el debate de las rotondas.

El Plan Maestro de Transporte y Tránsito de 2015 ya planteaba una solución en idéntico sentido, con la construcción de pasos bajo nivel en las intersecciones con Juan B. Justo, Colón y Luro, en reemplazo de las actuales rotondas. Sin embargo, la inviabilidad financiera hizo que esa posibilidad aún permanezca entre los desafíos del futuro.

La mesa de trabajo que se puso en marcha este jueves se conformó tras un proyecto que impulsó el bloque de concejales del Frente de Todos. El espacio tiene el objetivo de reunir a especialistas, funcionarios y dirigentes para evaluar el reemplazo o modificación de las rotondas en las avenidas M. Zabala, Champagnat y Centenario por otros sistemas de cruce vehicular y peatonal.

Categorías:
Sociedad

Los comentarios están desactivados.

Compartidos