Mar del Plata: descartan la contaminación por glifosato en agua de cuatro escuelas

Por abril 7, 2022

El estudio de Osse no registró anomalías en los establecimientos rurales de la zona oeste de General Pueyrredon. Alertan sobre perforaciones mal realizadas.

Un informe técnico de Osse descartó la presencia de glifosato y otros contaminantes en el agua que abastece a cuatro escuelas rurales del oeste de General Pueyrredon, luego de una denuncia pública realizada por el grupo de extensión Aguas de la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad Nacional de Mar del Plata.

“No se ha detectado glifosato ni AMPA -ácido aminometilfosfónico- en ninguno de los muestreos realizados por OSSE en los pozos de estudios del acuífero”, indicó el reporte oficial y que este jueves fue recibido por la Comisión de Ambiente del Concejo Deliberante, que había impulsado un pedido de informes al conocerse la denuncia. Allí también se informa que aún resta conocer el estudio de la Autoridad del Agua de la Provincia de Buenos Aires (ADA), autoridad de aplicación en la zona rural en análisis, la que está por fuera del radio de servicio de OSSE.

Según las mediciones realizadas por el grupo Aguas, dadas a conocer en marzo de 2021, los pozos de agua que abastecen a la Escuela de Educación Primaria Nº 8, del barrio El Coyunco, la Escuela de Educación Primaria Nº 46, el Jardín de Infantes Nº 918 y la Escuela de Educación Secundaria Nº 50, de la zona de La Peregrina, arrojaron niveles de glifosato por encima de los valores de cuantificación, sin detección de AMPA, su principal metabolito. En esas mismas perforaciones se realizaron los estudios de Osse, con muestras tomadas entre julio y agosto, el menos cuatro meses después de conocido el trabajo de Aguas.

En las conclusiones del informe de Osse avalado por el Gerente de Calidad, Marcelo Scagliola, y el presidente Carlos Katz, se apuntó contra los parámetros tomados en cuenta para el estudio universitario. “Existen distintos límites máximos admisibles para un mismo parámetro según el origen de la norma. Esto responde a los diferentes criterios de cada país o región. Se debe tener sumo cuidado en adoptar estándares foráneos, desarrollados en otros países con diferentes realidades socio económicas”, advirtió.

“Los niveles de glifosato informados por el grupo Aguas están por debajo de lo requerido para agua de consumo humano por las normas de EE.UU. y Canadá y por encima de la Comunidad Europea”, se ejemplificó. “El acceso al agua segura microbiológicamente debe seguir siendo prioritario en las políticas públicas a tiempo que se debe monitorear y estar atento a los diferentes parámetros físico químicos que pueden afectar la calidad, pero las copias de normativas dispuestas en los países centrales puede ocasionar un retraso en la solución de prioridades regionales”, agregó.

En tanto, desde OSSE también alertaron sobre la necesidad de contar con una precisa realización de las perforaciones. “La correcta construcción de las perforaciones es la manera de proteger al acuífero de las diferentes actividades que se desarrollan en la superficie, incluyendo el uso de agroquímicos”, concluyó.

Etiquetas
Categorías:
Sociedad

Los comentarios están desactivados.

Compartidos