Consumo de drogas en menores: «Es común ver a chicos de 14 años que llegan intoxicados a los hospitales»

Por febrero 7, 2022

Tras el caso de la venta masiva de cocaína envenenada, un profesional de la Escuela Superior de Medicina de la Universidad de Mar del Plata también mostró preocupación por el gran avance de las drogas legales como el alcohol y el tabaco. «En el país hay un gran problema de consumo», insistió. 

«Tenemos que darnos cuenta de que en el país tenemos un gran problema en el consumo de sustancias de uso problemático«, insistió Victor Bazán, profesor adjunto de la cátedra de Medicina Legal y Toxicología en la Escuela Superior de Medicina de la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMdP) después del conmocionante caso de esta semana vinculado a la venta de cocaína envenenada que generó más de una veintena de muertes en el conurbano.

En una primera instancia, el médico reconoció que es «cotidiano» que haya personas con «intoxicaciones graves» como consecuencia del «uso de droga por sobredosis o por cocaína adulterada por distintas sustancias». «Suele verse la cocaína cortada, en Argentina no circula cocaína de alta pureza. Acá hay cocaínas muy rebajadas para “estirarla” y darle mayor rendimiento económico», aclaró.

«Con mucha suerte, la cocaína que circula en el país tiene entre 70 y 60% de pureza y de ahí para abajo. Talco, harina, distintos medicamentos económicos de color blanco, sin importar si son antinflamatorios, sedantes o qué pueda producir. Las consecuencias no se pueden prever: hay gente a la que no le ocurre nada, pero otros resultan con intoxicaciones severísimas que, incluso, los pueden llevar a la muerte», afirmó.

Respecto del caso actual, Bazán consideró que lo único novedoso de la situación es “la masividad con la que se dio”, lo que provocó que las autoridades sanitarias emitieran un alerta epidemiológica sobre siete distritos del conurbano. “Esto tiene que ser tratado como si fuera un brote de alguna enfermedad infecciosa”, comparó, al hacer memoria con los escenarios que se vivieron durante el contexto de la pandemia del coronavirus.

El alcohol y el tabaco, los verdaderos problemas de fondo

Al ampliar su mirada de análisis, el hombre de la Escuela de Medicina pidió tomar dimensión del «gran problema en el consumo de sustancias de uso problemático» que tiene el país y habló al respecto no solo de las sustancias ilegales sino de aquellas drogas que se venden legalmente en el mercado, como el tabaco y el alcohol. «Si hablamos de ‘droga’, la gente automáticamente piensa en el narcotráfico y no estamos olvidando que las sustancias que llevan al abuso, a la dependencia y traen los problemas más graves no son las drogas que trae el narcotráfico, son las drogas legales», consideró. 

«El tabaco y el alcohol son el gran problema de esta sociedad. Acá tenemos un problema esencial y nos tenemos que sentar a ver cómo modificamos esta utilización de sustancias que son legales pero están generando grandes problemas. La evidencia muestra que en el país se está consumiendo tabaco y alcohol a edades cada vez más tempranas. Es común ver a chicos de 14 años que llegan intoxicados a los hospitales«, aseveró el profesional.

«La mayoría de los siniestros viales están relacionados con el consumo de alcohol. Esto tiene que hacer replantearnos cómo permitimos que nuestros hijos se muevan en este ambiente en el que se consumen estas sustancias legales», dijo, y agregó: «Esto no quiere decir que uno no deba tratar de seguir evitando un contacto con las drogas ilegales, pero cuando uno va a un centro toxicológicos y ve las estadísticas, no son las drogas ilícitas las que generan el mayor daño».

Las sustancias de corte más utilizadas

En la reciente investigación de estos días que terminó con la detención del presunto narco «El Paisa» Aquino, se presumía que la sustancia de corte que se había implementado en la cocaína envenenada era roedonticidas pero Bazán aclaró que «los cuadros con los que ingresan los pacientes a los hospitales producen la muerte pero no tan rápidamente, demora horas y días». «La sustancia de la que más se sospecha es opioides porque la gente entra con dificultad para respirar, con somnolencia o, directamente, en coma», dijo.

«La droga más conocida es la heroína, que no se consigue en Argentina, pero que en otros países generó muchos problemas porque son muy adictivas y generan muchas consecuencias para la salud. Los derivados, en cambio, sí circulan en el mercado, ya sea de forma legal o ilegal. En medicinas las conocemos mucho porque las utilizamos como analgésicos, anestesia, antidiarreicos y antitusivos (tos seca)», precisó el profesor universitario, y agregó: «Son sustancias que tienen alto poder adictivo, por eso las usamos por cortos períodos de tiempo y a una determinada dosis. De continuarse con el consumo, genera alto riesgo de adicción«.

Y respecto de las fuertes sospechas que giran en torno al fentanilo, Bazán explicó que se originan por tratarse de una «tendencia a nivel mundial». «La metamina, ketamina y anfetamina son sustancias que, para darles un mayor efecto, se le agrega el fentanilo», aseguró El fentanilo es 80 y hasta un 100% más potente que la morfina y si bien para conseguirlo se necesitan unas recetas especiales, pueden ser cocinadas por cualquier persona que tenga conocimientos de Bioquímica; no es difícil de elaborar en forma clandestina», comentó.

«Estos efectos no se dan por la combinación, porque lo que se busca con la combinación es mejorar el efecto de la droga, no generar daños en la persona. Es decir, los opioides generan euforia, una gran sensación de placer que, sumado al efecto de la cocaína, provoca esa sensación de forma rápida. En Estados Unidos están teniendo una alta mortalidad por el uso del fentanilo», dijo, y respecto del caso del conurbano, señaló: «En este caso, la sospechas están puestas sobre el fentanilo por la potencia que tiene esta droga».

Categorías:
Salud

Los comentarios están desactivados.

Compartidos